miércoles, 28 de diciembre de 2016

Orientación vocacional

Hace poco en las noticias decían que los niños y niñas no sólo quieren ser futbolistas, también quieren ser policías, bomberos... Lo que queremos ser de mayor es algo que no siempre se mantiene a lo largo de nuestra vida, aunque hay quien lo tiene muy claro y prospera en su objetivo llegando a ejercer con plenitud esa profesión vocacional que siempre quiso y con ello también una buena calidad de vida. Pero hay casos en los que esto no es así, se pasa por distintas preferencias y ya con los estudios iniciados siempre hay quien decide cambiar de profesión pasando de una facultad a otra o de un centro de formación profesional a otro...Un cambio se lleva... bien, o al menos relativamente bien, pero ¿qué ocurre cuándo no nos decidimos? ¿cuándo esos cambios son más de uno... o dos? Muchas veces frustración, abandono..., en resumen, malestar para el estudiante y todo su entorno.

La orientación vocacional está ahí para evitar estas situaciones de malestar aportando, a través de entrevistas orientadas a:

-la información sobre los contenidos de los estudios (asignaturas más o menos atractivas),
-la realidad de la Universidad y centros de Formación Profesional (becas, ayudas al estudio, matrículas, transportes, costes, alojamiento, etc.),
-la realidad del mercado de trabajo (profesiones con más salidas, ámbitos laborales, etc.)

Estos y otros relacionados son temas que tratan los orientadores vocacionales que no sólo orientan a la persona que busca esa vocación, también con sus familiares para que este proceso sea arropado por todos, al inicio, durante y en la posterior búsqueda de empleo.
En Gabinete Sociolaboral A Ponte trabaja personal formado con con experiencia que aportará esas bases y continuidad para una vida profesional plena y de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada